De primeros amores y primeras series

continuum banner copia

Y es que hoy dirás tres, pero mañana serán tres distintos, ¿Qué digo mañana? en 10 minutos mis prioridades personajiles seriefilas pueden variar de la noche al día, de la comedia al drama, de lo absurdo a lo trágico. ¿Nuestras series favoritas de todos los tiempos? Todos tenemos una ¿No? No lo sé. Puede. Creo que como la vida misma, todo se rige por momentos. Hace 5 años mi serie favorita era House, o incluso Dexter, esperaba como agua de mayo el nuevo capítulo de Cómo conocí a vuestra madre. ¿Ahora? Prefiero Daredevil, Sense8, Orange, Shameless, Transparent

Las series no cambian, cambiamos nosotros. Al igual que nos pasa con películas mitificadas en nuestra infancia. Las series en un momento dado pueden darnos la vida, llenándonos de adrenalina, como hacía, y muy bien, Jack Bauer, haciéndonos sufrir, reír, llorar, sentir… Pero pasa el tiempo, y ya no nos hacen gracia las mismas cosas, ni nos emocionan aquellas otras por las que antaño hubiéramos dado la vida.

Las series son como el amor, un día verás esa serie que su momento lo fue todo, como un bonito recuerdo, pero ya no será lo mismo, aunque sólo sea por ser una historia ya vivida, aunque sólo sea porque el tiempo pasa y el manto del tiempo desenfoca la imagen que una vez fue en alta definición.

Necesitamos historias nuevas, necesitamos la incertidumbre. Nuestra vida es destino, es magia, es no saber, y quizá por eso, o quizá no, necesitamos historias nuevas, a pesar de amar las antiguas, necesitamos nuevas puertas a la esperanza, porque rara vez se puede ser feliz reviviendo lo vivido.

Historias nuevas, nuevas aventuras, también ese nuevo nosotros, que se abre paso cada día y que está sediento de nuevas tramas, de nuevos personajes de los que enamorarse, pero que sabe, que a pesar de ansiar todo esa novedad, de necesitarla para seguir viviendo, nunca querrá como quiso por primera vez.

¿Cuál fue vuestra primera serie? Y no hablo de la primera serie que visteis, si no, de la primera, esa primera con la que os disteis cuenta de que erais seriefilos y que ya no tendríais cura. ESA. Sólo hay una. ESA. ¿Cuál es?

Anuncios