La nueva estrella de combate. Sobre los 100

The-100-1450193897.gif

Llevo pidiendo mucho, concretamente desde aquel lejano 20 de marzo de 2009, una serie que me devuelva la fe en el drama intergalactico, no quería dejar morir todo lo que Battlestar Galactica me había hecho vivir, y como siempre había oído aquello de que un clavo saca otro clavo, pues desee y desee encontrarme con algo medianamente parecido.

En realidad, las naves espaciales siempre fueron una excusa para hablarnos de religión, política, terrorismo, desesperación, esperanza, egoísmo, incluso de amor. Una excusa, sí, pero una genial. Vipers, saltos FTL, escotillas… Y es que hace mucho  tiempo que me perdí por los pasillos de aquella estrella de combate y a día de hoy sigo sin encontrar la salida.

A partir de aquí spoilers del 3×07 de Los 100, así que si todavía no sabes nada , terreno grounder  para ti, querido lector.

Pobre Syfy, tanto buscar una digna sucesora y al final ha sido CW la que nos ha devuelto la fe en el drama espacial. Y es que Los 100 es lo más parecido a BSG que te puedes  econtrar. Una tierra bombardeada con armas nucleares ¿Os recuerda algo? Unos pocos supervivientes en el espacio… Espera no me digas más ¿en busca de un hogar? Clanes, tribus ¿Colonias? 13 además. Una visión/inteligencia artificial llamada A.L.I.E o una Caprica 6 con místicos propósitos ¿Eso convierte a Jaha en el nuevo Baltar? No, por favor. Por mucho que odiara al personaje, Gaius sólo hay uno.

tumblr_mwszelkfSg1ql4n3ko2_500

Arkadia siendo una mezcla entre los pasillos de Galactica y los pastos de Nueva Caprica, con Bellamy en modo Gaeta y Pike siendo el Zarek que todos deseamos muerto. Y todo esto con el alma propia suficiente para que tanto parecido no moleste, si no todo lo contario. Tenemos una nueva estrella de combate en los astilleros de Picon. Su nombre: Los 100.

El origen de los grounders era esa parte de la mitología que le hacía falta a Los 100 para cerrar el círculo, al fin de cuentas esto siempre fue una guerra entre humanos. La vista atrás  a la fase más primitiva de los grounders y a su veneración por su comandante cobran un sentido mucho más interesante ahora que sabemos el por qué de algunas cosas. Lo he vivido, tambíen, como una revisión del planeta de los simios, la estación polis, el culto, la superstición, la tradición, la verdad, la superviviencia… La humanidad. Y de eso va la buena ciencia ficción ¿O no?

 Y ahora sí, no podía terminar sin decir aquello de “May we meet again, Commander

Anuncios